LA PREVENCIÓN FUNCIONA

¡Hay diferentes medidas para prevenir el VIH que sabemos que funcionan! Ya sea el uso de condones y lubricantes, practicar sexo más seguro y recibir educación sexual para la prevención, acudir al reemplazo de jeringas (syringe exchange), usar la PEP (profilaxis después de la exposición) o hacerse pruebas para detectar infecciones de transmisión sexual, los residentes de Oregon tienen diferentes métodos para ayudarlos a prevenir el VIH. Vivimos en una época emocionante porque también tenemos nuevos métodos para prevenir el VIH, incluyendo la PrEP (profilaxis antes de la exposición), una píldora diaria para prevenir la infección.


NUESTRA VISIÓN:

Que el 100% de los residentes de Oregon con un alto riesgo de infección tengan acceso a la PrEP, una píldora diaria para prevenir el VIH.

NUESTRA SITUACIÓN ACTUAL:

Debido a que la PrEP es un método nuevo, todavía no sabemos cuántas personas la necesitan, cuántas la toman ni cuántos médicos la recetan. Estamos recopilando estos datos y trabajando en iniciativas para llevar la PrEP a los residentes de Oregon que la necesitan.

 
 
 

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE LA PREVENCIÓN?

 

El uso de métodos comprobados como los condones y lubricante ayudan a mantener en un nivel bajo el número de nuevas infecciones por VIH en Oregon.

Acudir al reemplazo de jeringas (syringe exchange) protege a las personas que usan drogas inyectables de enfermedades como el VIH y la hepatitis C.

Los medicamentos para el VIH pueden reducir las posibilidades de que una persona transmita el VIH en hasta un 96%.

Tomar la PEP puede ayudar a prevenir el VIH después de una exposición potencial aislada. Nuevos métodos, como la PrEP, una píldora diaria para prevenir la infección, pueden ayudarnos a acabar con las nuevas infecciones; si se toma en forma consistente, la PrEP puede reducir el riesgo de infectarse con VIH en más del 90%.

 

ACTÚE